18 de junio de 2020 Hallazgo de una hacha votiva en el Castro de Viladonga

Museo do Castro de Viladonga

 

En los trabajos de excavación retomados hace unos días en esta campaña 2019-2020 en el Castro de  Viladonga, ha aparecido una extraordinaria pieza que, además de singular, aporta una gran información.

Se trata de una hacha votiva de bronce asociada a rituales de sacrificio. El excepcional hallazgo apareció durante los trabajos de excavación del monumental aljibe descubierto en la anterior campaña, cuando se finalizaba la extracción de parte del contenido. En el fondo, sobre las escaleras de acceso al aljibe, aparecía esta pequeña hacha votiva de bronce de apenas 13 cm y 22 gramos de peso, asociada a otros materiales, principalmente cerámica, huesos y restos de carbón. Los análisis del material orgánico de la campaña anterior confirmaron las sospechas de que se trataba de una construcción castreña prerromana del siglo III a. C. anterior a la construcción de la muralla.

Su importancia radica en la decoración que presenta. No es la primera vez que se encuentran hachas sacrificiales en el noroeste, como lo demuestran las de Cariño, Lalín o Cervo, pero es sin duda el hacha votiva más rica en decoración. En el colgante se desarrollan los elementos comunes a estas piezas, como la propia hacha, los  sogueados o el torque, además de un prótomo de toro, un jabalí en la zona mesial y un prótomo de carnero en la zona distal. El colgante en forma de hacha votiva está relacionado con ritos de sacrificio desarrollados en la segunda Edad del Hierro en el noroeste peninsular y enriquece el material ergológico del Castro de Viladonga. Tanto el hacha como el aljibe recién descubierto son una nueva atracción para el/la visitante de un yacimiento cada vez más rico y espectacular.

Galería

  • Aljibe del Castro de Viladonga