Museo Catedralicio de Santiago de Compostela

El museo

El Museo Catedralicio de Santiago permite al visitante ahondar en el conocimiento de la historia y del arte de la Catedral, a través de sus diferentes espacios y las exposiciones temporales que organiza.

Las diferentes modalidades de visita se centralizan en el Centro de Recepción de Visitantes, situado en la cripta del Pórtico de la Gloria a lo que se accede desde la plaza del Obradoiro.

Colección permanente. Una visita a la historia y al arte de la Catedral de Santiago a través de sus mejores piezas artísticas. El visitante puede viajar en el tiempo y conocer como a partir de un sepulcro se construye una gran catedral en torno a la cual, a lo largo de los siglos, fue creciendo una ciudad y todo un fenómeno jacobeo que, con el Camino de Santiago, jugó un importante papel en la construcción de la identidad europea y que es, desde 1985, Patrimonio de la Humanidad.

En la planta baja: los orígenes de la Catedral; el Maestro Mateo; el coro pétreo del Maestro Mateo; la construcción de la catedral románica. En la planta 1ª: el arte en la Catedral en los siglos XIII y XIV;  arte en la Catedral en los siglos XVI, XVII y XVIII y el Apóstol Santiago. En la planta 2ª: el claustro renacentista; la Capilla  de las Reliquias; el Panteón Real; el Tesoro de la Catedral; la Biblioteca capitular; el Botafumeiro y la Sala Capitular. En la Planta 3ª: colección de artes textiles; tapices de Rubens; tapices de Teniers; tapices de José del Castillo; tapices de Goya y balconada al Obradoiro.

En el Pazo de Xelmírez se encuentran exposiciones temporales del museo. Se trata de un edificio románico de carácter civil anexo a la Catedral que debe su nombre a Diego Xelmírez, primer Arzobispo de Compostela y gran impulsor de su construcción. Es un espléndido conjunto arquitectónico medieval en el que se visitan la Sala de Armas, la Sala Manrique, la Cocina y, especialmente, el Salón de Ceremonias, de grandiosa monumentalidade y bella ornamentación con ménsulas historiadas en las que se representa un banquete real. 

Pórtico de la Gloria. Es la entrada occidental de la catedral románica, ideada por el genio del Maestro Mateo cuyo taller de canteros interpretó en piedra los pasajes del Apocalipsis. Se considera una obra cumbre del arte universal. La visita permite conocer la restauración que se está llevando a cabo, con el patrocinio de la Fundación Barrié.

Cubiertas. La cubierta pétrea de la Catedral de Santiago está dispuesta en forma escalonada y se puede recorrer, ofreciendo unas panorámicas espectaculares tanto de la basílica como de la ciudad de Compostela.

Excavaciones arqueológicas. En el subsuelo de la Catedral, las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en diferentes períodos han dejado a cielo abierto muchos vestigios de los orígenes de la basílica y de la ciudad. Bajo el pavimento se esconde una intricada red de la necrópolis que se sucede desde época romana hasta el momento de la construcción de la catedral románica, así como restos de las primitivas basílicas y parte de la primera línea defensiva de la ciudad de Compostela.

Galería

  • Cubiertas de la Catedral

    Cubiertas de la Catedral

  • El profeta Daniel en el Pórtico de la Gloria

    El profeta Daniel en el Pórtico de la Gloria