Centro Arqueológico de O Barbanza

El museo

El Centro Arqueológico de O Barbanza (CAB) tiene su origen en la Red Gallega del Patrimonio Arqueológico (RGPA) creada en el año 2001 por la iniciativa del Servicio de Arqueología de la Dirección General del Patrimonio Cultural que le atribuía, en la primera configuración de la RGPA, la denominación de yacimiento visitable con un carácter complementario respeto de los parques arqueológicos del mismo ámbito (la cultura castreña).

El CAB comienza a funcionar la finales de 2002 como un centro de titularidad pública dependiente del Departamento de Cultura y Patrimonio del Ayuntamiento de Boiro, que asume su gestión y financiación. En el plano arqueológico, el centro está estrechamente vinculado al complejo que se encuentra a su lado: los castros de Neixón, dos asentamientos fortificados de la Edad del Hierro en los que se desarrollaron, desde comienzos del siglo XX hasta la actualidad, importantes campañas arqueológicas que convierten este complejo en uno de los referentes para la investigación de la cultura castreña.

Desde el punto de vista museológico, abarca dos ámbitos de actuación: por una parte, la presentación e introducción del visitante en las diversas manifestaciones culturales de la prehistoria reciente de la península del Barbanza (megalitismo, arte rupestre, cultura castreña) y, por otra, la difusión y puesta en valor del patrimonio arqueológico de los castros de Neixón, tanto de las ruinas arqueológicas como de una parte representativa de los bienes patrimoniales exhumados en las campañas de excavación llevadas a cabo en los últimos años (2003-2007).

El Centro Arqueológico del Barbanza tiene la consideración de colección visitable de naturaleza arqueológica desde el 5 de diciembre de 2012. Se inscribe dentro de la zona arqueológica de los castros de Neixón, declarados Bien de Interés Cultural (DOG núm. 103, de 30 de mayo de 2011).

Galería

  • Centro Arqueológico de O Barbanza

    Centro Arqueológico de O Barbanza

  • Vista parcial de los castros de Neixón

    Vista parcial de los castros de Neixón