Pasar al contenido principal

Buen Gobierno. Sandra Gamarra Heshiki

El proyecto toma su título del manuscrito “Primera Crónica y Buen Gobierno”, redactado en español en torno a 1616, en Perú, por el cronista amerindio Felipe Guamán Poma de Ayala. Este documento fue realizado para ser enviado al entonces rey de España Felipe III, y tenía por objetivo retratar la realidad andina colonial y solicitar a la Corona española una reforma del gobierno virreinal para salvar al pueblo andino de la explotación, las enfermedades y las mezclas raciales, como sinónimo de la desaparición de la cultura autóctona. Casi cuatrocientos años después, esta mezcla racial y cultural no ha significado la desaparición de dichas civilizaciones, sino que ha servido, con dolor y dificultad —casi en contra una de la otra—, para la evolución de las mismas. Desde este lugar, "Buen Gobierno" se construye como un espacio de conflicto, señalando cómo el origen de las naciones latinoamericanas está íntimamente ligado al propio nacimiento de España y cómo urge revisar el buen gobierno de estos dos legados para construir otras formas, mejores, de convivencia.

La muestra se presenta como un ejercicio decolonial para nuestra mirada, a través de diversos géneros de la pintura, entendidos como mecanismos de domesticación y perpetuación de la colonialidad, y funciona junto a colaboraciones y obras de otros artistas. Estableciendo un parangón entre dichos mecanismos y las herramientas occidentales que utilizamos a través de la museología para objetivar, clasificar, encapsular e invisibilizar otros saberes y conocimientos del mundo provenientes de Abya Yala —conocida tras la conquista como América Latina—, como la cultura andina. También incide en cómo los procesos de independencia, progreso y modernización, a través de las vanguardias artísticas, sirvieron en muchos casos para perpetuar los privilegios tanto de la madre patria como de aquellos que tuvieron que crear una relación entre el color de piel y la ordenación sociopolítica del territorio.

El proyecto, lejos de presentarse como una tesis o una representación ilustrativa del pasado, cuestiona los órdenes establecidos en el imaginario de las dos naciones. Así mismo, profundiza en la vigencia colonial, racista y extractivista del presente en nuestro país/continente respecto a la relación de carácter neocolonial que aún impera, reclamando con ello la necesidad de otras formas de restitución y sanación de estos procesos.

Ligazóns