17 de noviembre de 2017 Acercamiento a piezas singulares para celebrar el Día del Patrimonio Mundial en varios museos

El 16 de noviembre se conmemora anualmente el Día Internacional del Patrimonio Mundial, desde que, en esa misma fecha del año 1972, se firmase en París la Convención sobre Patrimonio Mundial Cultural y Natural, que sentaba las bases para desarrollar este tipo de protección cultural.

Varios museos gestionados por la Dirección General del Patrimonio Cultural se sumaron a esta iniciativa, a través de la convocatoria hecha este año por el Consello da Cultura Gallega, con una oferta conjunta de contenidos y actividades que ponen en valor el patrimonio cultural y colectivo de Galicia.

Varios museos organizaron una jornada de puertas abiertas y destacaron alguna obra de sus colecciones, para incidir una vez más en el papel de los centros museísticos como salvaguarda de la memoria y transmisores del conocimiento.

El Museo Arqueológico Provincial de Ourense seleccionó como Pieza del año el "Sedente de Pedrafita", uno de los ejemplos más excepcionales de la plástica castreña.

El Museo de las Peregrinaciones y de Santiago se suma a la iniciativa presentando a los ciudadanos dos óleos de muy reciente incorporación, las tablas "Huida de Teodoro y Atanáseo" y "La Reina Lupa viendo pasar el cuerpo del Apóstol", incidiendo en la importancia del trabajo del museo en la busca de obras como estas, que suponen un incremento cualitativo en la colección del Museo, el apóstol Santiago y su leyenda.

Por su parte, el Museo de Bellas Artes de A Coruña hizo para la ocasión una pequeña selección de piezas de la fábrica Cerámica Celta de Pontecesures, entre las que se incluye la reproducción de "El Tesoro" de Francisco Asorey.