Museo del Monasterio de San Paio de Antealtares

El museo

El monasterio de San Paio de Antealtares fue el primero que tuvo la ciudad de Santiago, puesto que surgió en el siglo IX por deseo de Alfonso II, quien hizo venir doce monjes benedictinos para custodiar las reliquias del Apóstol. A finales del siglo XV serviría de primera sede del Estudio Viejo de Santiago, fundado por Lope Gómez de Marzoa, broto de la actual Universidad de Compostela.

Se accede al museo de Arte Sagrado a través de la iglesia del monasterio. La exposición permanente se divide en las siguientes secciones:

Sección de ofebrería, en la que se muestran piezas desde el siglo XV hasta el XX.

Sección de escultura, con una muestra de escultura en piedra y en madera. Dentro de la imaginería destaca un Cristo crucificado del Románico con características que revelan la transición al Gótico y que se data en el siglo XIII, y una interesante exposición de las diversas representaciones de la Virgen María, por el especial interés de las monjas benedictinas en la difusión del culto mariano.

Sección de diplomática, que expone documentos referentes a la vida monástica y a la historia del monasterio. Esta sección se completa con la existente en el archivo, que custodia documentación desde el siglo X.

Sección de pintura, que acoge muchos óleos de temática religiosa relativos en su mayoría a la orden benedictina.

Sección de ornamentos litúrgicos, una interesante muestra de casullas, capas pluviales, estolas y dalmáticas, principalmente de los siglos XVII y XVIII.

Sección de piezas especiales. En esta sección puede verse el primitivo altar del Apóstol Santiago compuesto por una ara de mármol y un pie semicilíndrico. 

Galería